Sustentabilidad

Active

En los últimos tiempos estamos asistiendo al interés de la comunidad internacional por el estado de la Tierra, con el intento común de alcanzar el umbral de la sustentabilidad.

Los esfuerzos puestos en marcha por el protocolo de Kyoto para frenar el cambio climático están llevando al nacimiento de una nueva generación de materiales capaces, no solo de provocar menores repercusiones al medio ambiente a lo largo de su ciclo de vida, sino sobre todo de producir una acción útil para mejorar la calidad del aire.

Por tanto no es casualidad que una de las bases de la filosofía de producción de nuestro Grupo (IRIS CERAMICA) sea la de seguir los dictámenes de la arquitectura sustentable, produciendo cerámicas de elevadas características técnicas-estéticas y de características acordes con los parámetros establecidos por los lineamientos de la arquitectura.

Los ejemplos de arquitectura bioecológica más interesantes para el futuro conciernen no a edificios en particular sino a ciudades enteras proyectadas y construidas a la medida del ser humano y del medio ambiente que son conocidas como eco-ciudades. Nacen nuevas formas de ecología urbana y social. La sustentabilidad es una cuestión social.

Desde esta óptica, ACTIVE CLEAN AIR & ANTIBACTERIAL CERAMIC® se propone como una herramienta con la que se pretende recuperar parte de esos impactos medioambientales generados por nuestro sistema de vida, reduciendo los efectos provocados diariamente por la contaminación y el smog. Respetando el ecosistema gracias al mecanismo natural de la FOTOCATÁLISIS.

La aplicación de ACTIVE proporciona las siguientes tres ventajas respecto a los materiales convencionales:

ANTICONTAMINANTE: Depuración del aire respecto a sustancias orgánicas e inorgánicas nocivas para la salud humana y el medio ambiente. Por ejemplo: óxidos de nitrógeno, óxidos de azufre y monóxido de carbono.
ANTIBACTERIANO: Desinfección de las superficies con presencia de bacterias tipo ESCHERICHIA COLI KLEBSIELLA PNEUMONIAE, STAPHYLOCOCCUS AUREUS y agentes patógenos de enfermedades graves.
MENOR ADHERENCIA DE LA SUCIEDAD: El dióxido de titanio presenta la característica de atraer y retener en la superficie de las losas en las que se aplica las moléculas de H2O (humedad) presentes naturalmente en el aire, creando una situación en la que resulta mucho más difícil para la suciedad adherirse a dichas superficies.

Estas tres cualidades son consecuencia del proceso de oxidación que se produce al entrar en contacto con un fotocatalizador muy conocido como el dióxido de titanio (óxido de titanio (IV) o E171), producto no perjudicial para la salud cuya fórmula química es TiO2 y número CAS es 13463-67-7.